Sueños

Había una vez una oruga que se llamaba Clara, ella siempre estaba sola en el jardín, y no jugaba con nadie porque no tenia ningún amigo –“Eres fea y lenta”- decía una margarita delante de todos para que las demás se rieran.

Avergonzada se dirige al estanque, cuando se acerca al agua, Clara observa una figura verde y larguirucha reflejada en el agua. Clara, tristemente, se da la vuelta y se esconde detrás de unas piedras, y al poco tiempo cae en un profundo sueño.

A la mañana siguiente llega un jardinero y dice en voz alta –“Creo que voy a quitar estas margaritas, y plantaré unas bellas rosas”-.La margarita al escuchar estas palabras se pone a temblar de miedo. Repentinamente aparece volando una hermosa mariposa –“Me van a cortar”- dijo tristemente la margarita –“No te inquietes, yo te ayudaré”- dijo la mariposa. Rápidamente se posó en su cabeza.

Cuando el jardinero volvió y observó a la mariposa dijo –“Que hermosa mariposa, quizás sea tu flor preferida, será mejor que deje la flor como está”- Una vez que el jardinero se marchó dijo la margarita –“Muchas gracias por salvarme, pero ¿quien eres?- “Soy yo, Clara, tuve un sueño maravilloso y cuando me levanté me habían crecido dos hermosas alas”- La margarita agachó la cabeza de vergüenza, mientras Clara revoloteaba alrededor de la margarita y grito- “Es maravilloso pensar que a veces los sueños se hacen realidad”.